A practicar Hygge!

Bueno, ¡todo llega! ¡Por fin las ansiadas vacaciones! Siempre hago balance del año en agosto, hay gente que lo hace en enero, pero yo prefiero hacerlo en agosto, y empezar septiembre como lo hacía en el curso escolar, con energías renovadas.

Así que esta semana os voy a hablar del Hygge, este concepto danés que significa buen ambiente, algo acogedor y sobre todo disfrutar de las cosas buenas de la vida.

Os pongo ejemplos más concretos: esa cerveza con amigos el viernes después de una dura semana, ese rato jugando una partida de cartas con tus hijos, esa tortilla de patatas de tu madre, ese rato sol@ leyendo un libro, vamos lo que se dice…disfrutar del momento. Sí, estoy de acuerdo que no es necesario ponerle un nombre y menos danés para practicarlo, pero es tan fácil olvidarse de esos momentos y solo pensar en el trabajo, los quehaceres diarios, los problemas, que yo este mes de agosto he decidido practicar 100% el Hygge, voy a intentar vivir el momento y disfrutarlo a tope.

Tenemos que dejar las prisas a un lado, relajarnos y empezar a apreciar esos pequeños momentos que, casi no somos conscientes de ellos, porque estamos pensando en lo que tenemos que hacer acto seguido.

 

Sí, sí estoy con vosotros en que esto no es nada nuevo, lo sé, lo que es nuevo en nuestros días es practicarlo, ¡así que disfrutar de lo que más os guste y volver con las pilas cargadas! Espero que estas vacaciones sean inolvidables porque realmente así las habéis sentido ¡Nos vemos en Septiembre!

¡Despierta con Cold Brew!

En este penúltimo finde de Julio, no sé vosotros, pero a mí me empiezan a fallar las fuerzas, así que os traigo una nueva tendencia que, por lo menos a mí, me ha venido fenomenal: el Cold Brew, ¿Qué de qué se trata? Pues es muy sencillo, un café frío que puedes saborear durante todo el año, pero que es perfecto para las altas temperaturas.

Tenemos dos opciones o bien comprarlo o bien hacerlo en casa, os paso la receta y algunos sitios donde conseguirlo.

Receta:

La gran diferencia con los métodos tradicionales para preparar el café es que se utiliza agua a temperatura ambiente en lugar del agua caliente.

Todo lo que necesitas son unos gramos de café y varios litros de agua. La proporción la decides tú en función de lo fuerte que te guste el café, pero una proporción buena sería mezclar 100 gramos de café y 1.000 mililitros de agua.

¿Y después? Después sólo tienes que moler el café (recuerda utilizar un café de calidad) muélelo grueso y mézclalo con el agua. Lo remueves bien, lo tapas (dejando un pequeño orificio para que respire) y lo dejas reposar alrededor de 12 horas (cuanto más tiempo, tendrás un sabor más intenso).

Ya está, filtra la mezcla a través de un colador de tela y el proceso ha terminado. Lo colocas en el frigorífico y a disfrutar, eso sí os recomiendo algo de azúcar.

Pero si eres de los que prefieres comprarlo, aquí van unas cuantas marcas: lo que más me gusta son los envases, me recuerdan al jarabe.

Squirrel brew Empresa americana, de LA, tienes la posibilidad de comprarlo online, concentrado o listo para beber.

 

Gradys cold brew Se hace de forma artesanal en Brooklyn, pero se comercializa en todos los EEUU, y también online.

Gradys_Cold_Brew_Coffee_Concentrate_32_oz_grande_ce64d379-930d-4ac6-838a-19ef1a761799_large

Seaworth coffee  100% orgánico, sin conservantes y hecho con productos frescos, también lo venden descafeinado.

ContentImage-1841-281232-SeaworthHomeImageMay0113.jpg

Pero la fiebre del cold brew ya ha llegado a España,

Cafe Fred en Barcelona, pero lo puedes conseguir en Madrid en el Club gourmet de El Corte Inglés.

cafe-01

Y también puedes degustarlo en cafeterías como Monkee koffee

Pues eso, que ya no sé qué contaros para que estéis más fresquitos…¡disfrutar del verano y de un buen cold brew!

 

¡Al rico helado!

Los que me conocéis bien, sabéis que mi fuerte no son los helados, pero claro hay helados y helados… ¿Quién se puede resistir a un cremoso helado italiano en pleno mes de Julio?

Esta semana os traigo mi top five de heladerías en Madrid y en Barcelona.

En Madrid:

La Romana

Calle San Bernardo 96

Heladería de gran tradición en Italia, elabora sus helados diariamente con los mejores ingredientes, disponen de una gran variedad de sabores.

Un par de buenas recomendaciones: el de crema di nocciola al cacao yotro más refrescante, el de arancia rossa, con naranja roja de Sicilia.

Rocambolesc

Gourmet Experience, Serrano, 52

Heladería de los hermanos Roca, en concreto de Jordi Roca que es el responsable de los postres. Ofrecen sólo 6 tipos de helados, pero son del tipo sorbete de coco con violeta, fresas, rocas de miel y nube de violeta. También elaboran Panet, que son brioche rellenados con helado al que le puedes agregar los toppings que tu elijas. ¡Inolvidable!

Mistura

Augusto Figueroa, 5 y Ciudad Rodrigo, 6

Heladería artesanal con productos 100% ecológicos y con muy poca azúcar. La forma de servirlo sorprende bastante, lo hacen mezclando el sabor y el topping escogido por cada cliente a mano, con la ayuda de dos espátulas sobre una plancha de granito congelada. Mi preferido el de pistacho.

La Bonata

En plena Plaza de Chueca, es una heladería muy pequeña, pero con unos helados buenísimos, y con sabores tan extraños como el de palomita de maíz. También elaboran polos de frutas que están buenísimos, el de coco mi preferido.

Giuseppe Ricci

Se trata de una franquicia, con helados artesanales italianos, especialmente concienciados con las intolerancias, elaboran sus helados también con leche de soja y sacarosa en lugar de azúcar.

En Barcelona:

Gelaaatti Di Marco

Carrer de la Llibreteria, 7

Su característica es que preparan todos sus helados sin colorantes ni grasas vegetales, no añaden demasiada azúcar para que realmente puedas apreciar sus sabores, con una gran variedad desde Cioccolato Piccante con cayena hasta Crema catalana, pasando por aguacate con lima, no tendrás excusas para no probarlos.

Arcobaleno

Carrer de Còrsega, 668

 

Una heladería ecológica y artesanal, que piensa hasta en tus mascotas, preparan helados para gatos y perros. Con una gran variedad haciendo guiños a la dieta catalana con su helado de Mel y mató o helado de cava. Recomendado el de queso Mascarpone con higos…inolvidable!

thDI6DTH29

Bodevici

Carrer de Torrijos, 21

Helados ecológicos de proximidad o de comercio justo y servidos en envases biodegradables, además con muy poca azúcar. También trabajan los yogures.

El Tio Ché

Rambla del Poblenou, 44

De tradición alicantina, también es horchatería. Sus helados son naturales, realizados a la antigua usanza alicantina y valenciana, artesanales 100%. No contienen gluten y hay conos especiales para personas celiacas.

Belgious

Carrer d’Avinyó, 50

Una de las heladerías más de moda en Barcelona, elaboran sus helados con productos de la más alta calidad como el helado de pistacho con pistacho de Irán o la trufa de Graus que utilizan para preparar una de sus variedades de chocolate.

Con una gran variedad de sabores no muy habituales como aceituna negra de Aragón o el de vinagre de Módena con frambuesa.

Y vuestra heladería favorita, ¿cuál es?

¿Nos vamos de campamento?

¿Os apuntaríais a un campamento de verano como cuando teníais 10 años? ¿os gustaría pasar unos días durmiendo en habitaciones compartidas con los colegas y pasando los días realizando actividades deportivas, concursos…? si alguien está pensando que sí, que no cunda el pánico, como él ,hay mucha gente que quiere volver a su temprana juventud y apuntarse a una de estas aventuras, de hecho, existe una empresa que los ha empezado a organizar, es canadiense y se llama Camp no counselors.

Normalmente los organiza para el fin de semana y se hacen en primavera o en otoño, porque las instalaciones son mucho más baratas ya que en verano estos lugares están llenos con los niños que han terminado el cole.

La gran diferencia con un campamento de niños, es que el alcohol está incluido y hay fiestas hasta altas horas de la madrugada, pero cuidado al día siguiente tendrás que estar fresco como una rosa para hacer esquí acuático o escalada.

Mucha gente se apunta en grupo con los compañeros de su antiguo cole por nostalgia para recordar su infancia, otros simplemente para quitarse el stress y hacer un poco de ejercicio.

La empresa está teniendo tanto éxito que no puede atender a todo el mundo que solicita ir de campamento, por lo que han decidido que los que quieran asistir rellenen un cuestionario personal y será la compañía quien los seleccione en función de las ganas reales que tengan de asistir.

No sé si esto podría funcionar en España, para mi está a caballo entre los cursos de empresa y las despedidas de soltero, pero si realmente lo enfocan como campamento, no sé vosotros, llamarme nostálgica, pero a mi no me importaría repetir esos días entre mosquitos, pinos y calor, pero también rodeado de amigos y de aventuras, ¿y vosotros?

 

 

Es tiempo de gazpacho

English version

Estaréis conmigo que el verano ya ha llegado a nuestras vidas, yo no sé a vosotros, pero a mí lo que más me puede apetecer es comer cosas frescas y de eso os voy a hablar esta semana, de la comida estrella española en estas fechas, el gazpacho bueno o el salmorejo…

Yo soy de salmorejo porque al no gustarme demasiado el pimiento nunca he sido una gran amante del gazpacho clásico. Conozco gente que son auténticos forofos del gazpacho y no admiten ninguna variante, pero a mí me encanta probar nuevas combinaciones, unas más acertadas que otras, pero aquí van unas cuantas recetas para que os refresquéis este verano:

Gazpacho de sandía: (ya un clásico)

el rincón de soniaImagen de ElrincóndeSonia

Es una perfecta mezcla el ácido del tomate y el dulzor de la sandía.

Los ingredientes: 200 gramos de sandía sin pepitas, pan sin corteza, , 1/4 cebolla, 1 diente de ajo pequeño, 1/2 pepino, 1/2 pimiento rojo (yo paso) y 8 tomates, vinagre, cominos, aceite de oliva, sal al gusto.

Sólo tienes que pelar y trocear la sandía y batir todos los ingredientes juntos, si te gusta más espeso, tipo salmorejo añade un poco más de pan.

Consejo: pelar los tomates y probarlo con una bola de helado de queso manchego…no os arrepentiréis.

Gazpacho de melocotón

la cocina de rebecaImagen de Lacocinaderebeca

Uno de mis preferidos, la receta es como el clásico gazpacho, pero añadiendo melocotón

Ingredientes: 2 melocotones, 1/2 Pimiento (otra vez paso), 8 tomates, aceite de oliva, vinagre, sal, ajo, cebolla y albahaca al gusto.

Gazpacho de Pistachos

con mucho gustoImagen de Conmuchogusto

Ingredientes: 200 gramos de pistachos pelados, 1 diente de ajo, 2 rebanadas de pan de molde sin corteza, aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino, sal y agua fría.

Triturar los pistachos. Añadir el pan escurrido –previamente empapado en agua-, un ajo, un chorrito de aceite, unas gotas de vinagre y un pequeño chorrito de agua. Sal. Triturar todo.

Gazpacho de aguacate:

aguacate

Ingredientes: 2 aguacates maduros, ½ pepino, 1 pimiento verde, 2 rebanadas de pan, agua, vinagre de vino, aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.

Se le puede añadir cebollino para la decoración.

Estoy segura que os sabéis un montón de recetas de gazpachos alternativos, compartirlos para así tener un verano más fresquito.